Follow by Email

sábado, 30 de septiembre de 2017

A VER SI AL FINAL CUVILLO ENTRARÁ EN LA LISTA NEGRA DE LOS TOREROS

Los toros de Núñez del Cuvillo están pasando al último tercio tras un trámite en varas. La consecuencia es que se vienen arriba en banderillas y demuestran temperamento en la muleta, con nobleza y fijeza, eso sí, pero con un picante que está muy cerca de la casta.

El titular viene a cuento porque Talavante fue herido por 'Nenito' en san Isidro. Ayer, Ureña fue volteado por su segundo y Adame casi sufre un serio percance en el cuello también en su segundo. Los tres incidentes han sido culpa clara de los toreros, pero eso a pocos importa. El problema para el ganadero hubiera sido asociar el nombre de su hierro a tres cogidas que podrían haber sido muy graves.

La de Talavante ya la analizamos en su momento (pulsen aquí). La de Adame es culpa suya porque se pone de rodillas de inicio ante un toro que venía rebrincado. En el segundo pase le pega un gañafón que no le coge el cuello de milagro. El diestro se pone de pie como movido por un resorte después de ese alarde no de valor sino de temeridad. Éste es el instante (todas las fotos en que no indicamos nada son de Julián López):



Recordemos que no tiene nada que ver la valentía con la temeridad, lo razonábamos aquí.

Ureña sufre una fea voltereta también por su culpa en su segundo. Pueden ver la secuencia en el 2'14'' de este vídeo. Le da un pase de pecho con los pies juntos:



De vuelta, intenta ligar con un natural sin enmendarse citando mal. Se ha quedado en el terreno del toro, observen:



Lógicamente, el toro no puede por menos que engancharle la pierna derecha:



Y lo termina volteando de manera muy fea pero sin consecuencias graves:



Ya que estamos, algo similar le pasó a Román el día anterior (pulsen aquí a partir del 1'22''). Ahí lo tienen: acaba de dar un derechazo y se cambia la muleta de mano por la espalda quedándose en el terreno del toro:



Lógicamente, el cite es fatal y, al estar en el terreno del toro, éste se va a por él y no mira el trapo:



El pitón roza al abdomen y Román tiene bastante suerte de llevarse sólo magulladuras:



Aquí se ve que el toro lo ha encunado sin hacer carne:



Lo dicho, culpa de los tres diestros al confiarse con toros que han pasado de puntillas por el caballo y que luego se vienen arriba. Con esos toros ¿no estaremos a medio camino entre lo que pedimos nosotros y lo que nos ofrecen los ganaderos? Nos explicaremos pero los partidarios de la fiereza no hace falta que sigan leyendo porque vamos a discutir de otra cosa. Y, para entendernos, hablaremos de ganaderías duras y ganaderías comerciales.

Las ganaderías duras no buscan en teoría el toro colaborador sino el encastado. Por eso, les pegan a conciencia en el caballo y luego en la muleta su juego es regular o directamente malo. Las ganaderías comerciales buscan la colaboración del toro y en la muleta la mayoría de las veces su juego termina siendo tan penoso que el torero parece un domador de circo (recuerden aquí).

Pero sucede a veces que el toro de la ganadería comercial pasa sin picar, se viene arriba y embiste encastado en la muleta. Ha sido el caso de los cuvillos de Talavante en san Isidro, el segundo de Ureña ayer o el mejor de la corrida, el primero de Adame. En esos casos, nos quedamos sin las varas pero en el último tercio el toro embiste con codicia y temperamento. 

Eso va en la línea de la idea moderna de los ganaderos 'comerciales': la bravura del toro se ve en la muleta, cuando dobla la cerviz y se crece doblándola aún más cuando el torero lo sigue obligando. Se crece al humillar y no en el caballo. El mismo Álvaro Núñez lo afirma sin ambajes:

"La bravuura es crecerse al castigo. Ahora bien, ¿qué es lo que más castiga al toro? La muleta. No hay mayor castigo para un toro que la sumisión, que le obliguen en la muleta sometiéndole".

Ya saben que nosotros no estamos de acuerdo y nos moriremos midiendo la bravura del toro en el caballo. El auténtico castigo es la puya siempre que se realice bien la suerte, claro. Por eso, nuestra duda es ¿cómo embestirían en el último tercio los toros de las ganaderías duras si pasasen con los picotazos de las comerciales?

A eso no se arriesgan los diestros porque el fondo de casta que atesoran podría aflorar al venirse arriba el toro por el castigo insuficiente. El maestro quedaría claramente en evidencia. Pero ojo porque uno de Cuvillo que pase sin picar como los citados, puede dejar también con el trasero al aire a más de uno.

Otra pregunta: ¿qué hubieran hecho figuras como Tomás o El Juli con cuvillos codiciosos como éstos? No nos cabe duda de que los hubieran encauzado en la muleta y habrían canalizado ese temperamento incluso llegando a convertir en pastueño un toro como ese primero de Adame:



Bueno, y Ureña ¿qué? En el haber, su entrega, su valor, su buena colocación en algunos pases -no todos- y el rematarlos bien -tampoco todos-. Precisamente aquí remata bien este natural a pies juntos:



El problema es que es imposible dar la misma hondura a un pase a pies juntos que cuando se carga la suerte. Corrochano debió de estar ayer en el tendido de Las Ventas sin que nadie lo detectara porque lean lo que escribe:



Ureña va siempre demasiado forzado para nuestro gusto, como crispado. Debería tranquilizarse. Y tiene un vicio que nos desagrada. Consiste en sacar la tripa al paso del toro componiendo una figura muy poco natural:



En el debe, dos estocadas donde se quedó en la cara de manera lamentable. El mismo error en ambas, la primera:



Y la segunda:



Su valor hace que termine enterrando el estoque pero casi le cuestan un serio disgusto, las pueden ver en el 1'04'' y en el 2'32'' pulsando aquí.

No ha leído a Rafael Ortega: 

"si te quedas en la cara al entrar a matar es cuando te cogen los toros". 

Ureña debe corregir esto porque tendrá una cogida grave. Por lo menos, ha corregido bastante el vicio de aliviarse tirando la muleta (como la tiró Román con el de Fuente Ymbro y pasó las de Caín cuando el animal hizo hilo con él por media plaza).  

Insistimos, ¿seguro que ninguno de los presentes vio a Corrochano en el tendido? Es que seguimos leyendo lo que dice y ya me dirán ustedes:



Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa. 

(No les dejamos con la duda: los textos de don Gregorio son de junio de 1928).

13 comentarios:

  1. Buenas tardes,

    Yo creo que bien sabe el ganadero lo que lleva a cada torero, imagino que por reatas, por eso no suelen salir estos Cuvillos a Juli, Morante o Manzanares, a pesar del que salió a Talavante. Como lo ves?

    Un saludo,
    Ricardo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues podría ser perfectamente. El que le salió a Manzanares en julio en Valencia era del estilo del primero de Ureña, una cosa empalagosa, débil y con alarmante tendencia a tablas. Sin ningún interés.

      Lo que usted dice es lo mismo que apunta hoy uno de los máximos taurinos, Paco Mora:

      "¿La corrida de Núñez del Cuvillo?... Pues si quieren les digo una cosa…Parecían criados con pienso distinto al que comen los del mismo hierro que lidian las figuras. Será casualidad, pero…"

      Pues estas casualidades no estaría de más que las recordara cuando torean sus amigos.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Eso es lo que a mi me saca de quicio Rafa, que a los toros de las ganaderías duras los dejan inválidos en varas. Luego: que si no tienen casta, que están muy blanditos, que no duran, que les faltan finales... ¡joder! Si los mataron en el peto. La suerte hay que hacersela bien a todas las ganaderías, un mismo tercio para todos los toros por igual, y ahí es donde veriamos las ganaderías que tienen que estar en las grandes ferias, y las ganaderias que tenian que estar en los concursos de recortes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo vemos igual. Pero si a usted y a mí nos indigna, imagínese a los propietarios de esas ganaderías a las que masacran en el caballo.

      Saludos.

      Eliminar
  3. Como le comenté, es la hora de abrir un foro sobre los mínimos de la suerte de varas por si algún presidente o político que intente un nuevo reglamento en su comunidad nos leen y les ayudamos a resolver un problema que serà crucial para el futuro de la "fiesta". ADOLFO CAMPOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Justo hace un año dimos nuestra opinión al respecto en esta entrada. Creo que hay poco más que añadir por nuestra parte:

      http://toreoenredhondo.blogspot.com.es/2016/11/sobre-la-suerte-de-varas.html

      Saludos.

      Eliminar
  4. Muy de acuerdo con el titulo, yo vi la corrida de Cuvillo en malaga con Juli talavante y g.marin y el primero saco complicaciones y el Juli estuvo poco con el es más por el lado izquierdo ni lo intento, solo un hubo un toro con opciones de triunfo que le toco a talavante, el resto nobles y deslucidos. La corrida de Madrid fue muy interesante en su conjunto, porque hubo de todo y con interés para el aficionado, para mi gusto el 5 tuvo casta genio y dureza, incluso lo pitaron en el arrastre, ese toro si llevara el hierro de una ganaderia predilecta de madrid como cuadri adolfo o palha le dan una ovacion, ya se sabe que madrid es madrid pero es una plaza muy particular, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, si lleva otro hierro...

      Saludos.

      Eliminar
  5. Es una buena notícia que las ganaderías favoritas de las figuras saquen la reserva de casta de la ganadería de vez en cuando, es la única posibilidad que tenemos, de que alguna vez por casualidad, veamos alguna figura con la boca seca y bajandose el corbatin cada 2 por 3.

    ResponderEliminar
  6. Interesante post con mucho que comentar. Aunque haya tardado diré algo al respecto:

    1. El nuevo reto de las ganaderías comerciales es conseguir un toro que no se emplee en el caballo y "sirva" en la muleta. Dirán menuda novedad nos está contando este tío. Pero piensen sobre ello. En tentaderos de ganaderías comerciales buscan un toro que tenga acometividad, pero sólo y únicamente al trapo porque no quieren que se gaste en el caballo. A ver como se consigue un animal que embiste al trapo y no al caballo. Y no es una boutade eeehh, ahí está Álvaro Núñez del Cuvillo rebanandose los sesos.

    2. Sobre Ureña. Valoro su entrega, honradez y valor. Pero torear es conducir la embestida del toro y no hacer el Don Tancredo a base de riñonazos. No sé si el patetismo de Belmonte tenía algo que ver con lo que hace Ureña, pero no me digan que ese dramatismo antinatural (patético) es torear. Además, no cita nunca delante, fijénse.

    Y ahora voy a decir algo políticamente incorrecto, Perera le dio un repaso a Ureña en esta feria (sobre todo el primero de Perera, el segundo no lo vi). En ocasiones tal vez con la pierna algo retrasada (menos que de costumbre), pero cito delante, bajó la mano, condujo, dirigió la embestida, sometió al toro, vaya, que lo cuajó. Ureña se arrimó como un perro, no perdió pasos, pero dio mil riñonazos y se le fue un toro con posibilidades de triunfo sin torear (el primero). Ale, matenme otra vez mientras me pongo el clavel. ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tranquilo, de momento no te vamos a apuntillar...Pero ¡quítate el clavel y deja el gintonic!

      Es más, estoy de acuerdo en los puntos 1 y 2. En el 3 un poco menos pero es que reconozco que yo estoy mediatizado porque la forma de torear de Perera me aburre. Lo siento pero es así. Intento que no pero no hay manera ¡no sé qué hacer!

      Al señor Morente, amigo también de nuestro blog, le encantó Perera como a ti, aquí lo tienes:

      http://larazonincorporea.blogspot.com.es/

      Yo tengo algo que decir sobre su forma de matar pero será en un próximo post.

      Saludos.

      Eliminar
  7. Muy de acuerdo. Llevo leyéndote Rafa esta temporada y e aprendido muchísimo de tu blog y tu forma de ver la tauromaquia enfocada desde el punto de mira del toro, me quedo con "sin toros, no hay torertoreros" el mejor resumen para cualquier aficionado que piense como tu. En definitiva, yo no sabía ni diferenciar el toro encantado del torete comercial y ahora sin embargo gracias a ti puedo tapar más de una boca. Soy de Huelva y puedo presumir de tener a 6km una de las mejores y prestigiosas ganaderías de España, Herederos de D.Celestino Cuadri. Siempre me llamaba la atención saber que mataba en Madrid era de prestigio, yo me sentaba delante del televisor pero inocentemente ignoraba lo que veía, sólo sabía que era de mi tierra y eso me llenaba de orgullo, hoy puedo presumir de ello, sabiendo de sobra diferenciar entre un hierro y otro. A lo que me vengo a referir es que comparto con exactitud qué como yo hay miles de aficionados que acuden cada tarde a plazas de cualquier categorías ignorantes y sacan un pañuelo porque ven que otros también lo saben, no valoran los tercios de faenas, no saben de colocaciones, ni nada, sólo se mal dejan aconsejar por lo que ven y oyen de las figuras, desde mi parecer se deberían de aplicar las mismas normas para el triste y el encantado y a sorteo, que le toquen lo mismo a unos que a otros, sería lo más justo, porque una buena tarde le puede tocar a cualquiera y ya por eso no tiene que elegir a dedo lo que el quiera. Quiero ver a las figuras sudar y que dejen de engañar al aficionado ciego. Muchas gracias por darme la oportunidad de aprender de ti. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias pero no olvide que aprendemos entre todos. Otras veces he dicho por aquí que el español se piensa que sabe de toros por haber nacido aquí y eso no es. Hay poca preocupación por leer de tauromaquia. Ahora, con internet, parece que se lee más.

      Yo sé que a muchas personas les resulta pesado leer un libro. Ésa es la razón de que haga entradas más bien breves y completadas siempre con fotos. Es una manera de hacer más agradable la lectura, captar al aficionado y, sobre todo, ilustrar o demostrar con imágenes lo que digo.

      Me alegro de que le guste.

      Saludos.

      Eliminar