Follow by Email

lunes, 28 de agosto de 2017

TARAZONA DE LA MANCHA (y 2): CEBADA vs DOLORES

COMBATE NULO

Pero con interés. Tres cebaditas contra tres de Dolores: todos mansos en mayor o menor medida desde el muy interesante por su comportamiento 'Volador' de Cebada hasta el típico manso encastado de Dolores, 'Pitillito'.



Se pintó un trapecio como en Parentis para hacer la suerte de varas con donosura pero el primer picador ya lo ignoró y se puso al lado de chiqueros. Fue pitado rápidamente por el público de Tarazona y, a partir de entonces, se vieron obligados a tragar y a picar contra querencia en el citado trapecio.

Estos mismos picadores habían dado la tabarra a la autoridad porque querían picar cerca de chiqueros. Pero ¿no se daban cuenta de que ahí los toros les iban a apretar más? ¿Cómo pueden ser tan torpes?

El caso es que los toreros estuvieron diligentes y pusieron a los toros bien en suerte. Vean dónde dejó Pinar a éste (no parece España ¿verdad?):



Con la afición de su Club Taurino y la seriedad de la presidencia, no nos extrañaría que convirtieran Tarazona de la Mancha en el Céret español, al tiempo.

Un toro romaneó, otro salió huyendo al notar el hierro, hubo una merecida carioca y los consabidos puyazos en el lomo pero con el interés de los diestros en lucirlos mínimamente, cosa que les agradecemos. Los toreros estuvieron por encima de los toros, especialmente Rafaelillo en el cuarto y Morenito en el quinto. Pinar pasó más apuros porque le tocó el peor lote.

Tuvimos la suerte de tener sentado a nuestra izquierda al torero Manolo Amador, a punto de cumplir ochenta años. Le dio la alternativa y se la confirmó Curro Romero. Su hijo lleva a Pinar. Ya les contaremos algunos de nuestros diálogos con él.



Éstos fueron los toros. El primero, de Cebada, astifino y cornialto:



El segundo, de Dolores, astracanado, con poco cuello y con esos pitones:



El tercero, de Cebada, con trapío, negro salpicado y listón:



El cuarto, de Dolores, este 'Pitillito', un toraco quizás un tanto acochinado:



El quinto, de Cebada, aleonado, ensillado, enmorrillado y casi rabón:



Y el sexto, de Dolores, un castaño albardado también con poco cuello y también con esos pitones:



RAFAELILLO. Su primero fue interesante por su comportamiento: cabecea y huye en la primera entrada pero en la segunda empuja aunque con el costillar. Va una tercera por su cuenta, escarba, berrea y se duele en banderillas pero es pronto a cualquier cite ¿Qué pasaría en la muleta?

Pues que añadió a todo esto un buen calamocheo y violencia por momentos, vean:



Un Rafaelillo con ganas se hace con él pero o no las tenía o realmente no supo cómo meterle mano. El tal 'Volador' le ganó la partida claramente. Lo mejor, la estocada perpendicular arriba. Necesitó tres descabellos porque todos los cebaditas fueron duros para morir.

El segundo era este toraco de Dolores, basto de pezuñas:



Nada más ver al picador se fue a por él, romaneó y lo sacó a los medios dando una exhibición de poder:




Pero cantó la gallina porque, en cuanto se cansó, se fue suelto a la puerta de toriles. Se veía venir al típico manso encastado de Aguirre que siempre tiene mucho interés. Buenos pares de José Mora:



Un amigo nuestro gritó al torero '¡Rafael, a ver si puedes con él!' Debió de conseguir que se picase porque esta vez sí puso ganas. Lo sacó al platillo para evitar su querencia. El toro embestía a arreones violentos:



Pero Rafaeliyo (como firmaba de pequeño, vayan a comprobarlo a Casa Pepe), se puso serio y lo obligó haciendo que el toro tragase. Muy bien:




Fíjense en el tamaño del toro:


Lo dominó aunque el toro terminó en chiqueros, que era su sitio natural:



Gran estocada aunque un poco pasada y desprendida. 



Oreja muy merecida.



MORENITO DE ARANDA. Lo más bonito que hizo a su primero fue esta media. Es uno de los que mejor la interpreta (le pegó una similar a 'Cobradiezmos' y lo mandó al suelo con las cuatro patas):



Lo puso largo al caballo pero observen dónde cayó el puyazo ¡qué horror!



Faena de enfermero porque no se le podía bajar la mano. No pudo hacer más que evitar que le tocase la muleta y llevarlo con temple:



Sorprendentemente, a un toro que tenía que mimar para que no se fuese al suelo, le pegó dos trincherazos. Hay cosas que nunca entenderemos. Dos pinchazos bajos muy feos y esta estocada arriba atravesada con dos descabellos:



Su segundo salió abanto y no paró hasta después de banderillas. No había forma de retenerlo, todo eran carreras arriba y abajo. Fue tres veces al caballo, la tercera con el tercio cambiado ya que en una de sus carreras, se lo encontró en medio. Nuestro diálogo con el maestro Amador fue éste, empezando nosotros:

- Ese toro es abanto y va como loco pero si Morenito lo retiene puede hacer buena faena 
- Uy, no creo...
- Pero es que el toro, aunque no para, embiste a todo. Si el torero lo centra, le obedecerá
- (Con gesto de gran escepticismo) Ya te lo diré...

Pues, modestia aparte, acertamos nosotros y el maestro nos dio la razón. El mérito fue de Morenito al ponerse con firmeza y bien colocado para mostrarle al toro quién mandaba. Tanto por la izquierda:



Como por la derecha:



Creemos que el toro no era tan fácil como les pareció a algunos. Ha sido de las veces que hemos visto a este torero con más seriedad y más oficio. Nos sorprendió muy gratamente. Pinchazo arriba y rinconera bien ejecutada. La petición no era mayoritaria y don Pedro López no concedió el premio. El torero se enfadó y no quiso dar la vuelta al ruedo:



RUBÉN PINAR. Pechó con el peor lote. El primero fue ese salpicado al que puso de largo para que lo picaran trasero. Esta vez nuestro diálogo con el maestro Amador fue éste, empezando nosotros:

- Vaya puyazo trasero le ha pegado, qué vergüenza
- Sí, a los toros hay que picarlos más bien delanteros
- Muchos toros descompuestos en la muleta lo son por culpa de esos puyazos infames
- Llevas razón

Pero es que eso lo ve un ciego aunque no lo vean los maestros. Por el derecho rebañaba como una guadaña y, a pesar de ello, Pinar se empeñó en sacar la faena del hotel, lo cual casi le cuesta un disgusto:



Tardó en darse cuenta de que el pitón era el izquierdo ¿quién les aconseja desde el callejón? Pero como Pinar no tenía confianza para dominar a este 'Pesadillo' sin la ayuda del estoque, el toro se fue enterando y le empezó a puntear la muleta. El llorado Dámaso, a un toro como éste lo convierte en un cordero lechal. 

Metisaca horroroso del que les ahorramos la desagradable foto que hicimos. Pinchazo caído, otro que escupe y estocada baja y atravesada. El segundo pinchazo fue arriba y el toro le echó la cara encima como el miura de Pamplona:



El último huyó al hierro por tres veces como si estuviera tentado. En la cuarta entrada, correcta carioca en tablas. Ahí sí que empujó fuerte de bravucón:



Había que castigarlo de inicio por abajo precisamente por bravucón, probón y violento, observen:



Pero Pinar lo trató como un torillo al uso. No obstante, es de agradecer que porfiara más de lo que el toro merecía para terminar arrancándole algún pase decente con la izquierda:



Pinchazo en que el toro se fue a por él sin mirar la muleta y bajonazo para evitarse problemas. Fue exageradamente pitado por ello.

No le gustó la corrida al maestro Amador. Nos decía: 'los toros tienen que embestir para crear arte y que se te ponga la piel de gallina; si no, es como darle a Goya una brocha para que pinte un cuadro'.

Al acabar fuimos a ver el museo taurino que el Club de Tarazona ha montado en la plaza. Todo un honor para una ciudad de sólo 6.000 habitantes con un club que tiene casi 500 socios comandados por don Isidoro Ruiz Gijón. En el museo, lugar preferente para el único torero de la localidad, Ginés Picazo:



Ya está apalabrado Chacón para el año que viene. Nosotros proponemos una corrida del conde de la Maza para Chacón y un Rafaelillo con ganas. Caballos de la cuadra Bonijol y mano a mano de picadores: Gabin Réhabi y Tito Sandoval, ¿qué les parece? ¿Se apuntan?

A nosotros nos han tratado tan bien los aficionados manchegos que tendremos que volver. Las señoras nos dieron dulces y bocadillos, un aficionado nos regaló el libro de Vicente Sáez sobre la plaza de toros de Albacete, nos acompañaron a ver el museo... La simpatía y la gentileza de la gente manchega la verdad es que nos abrumó.

La plaza de toros de Tarazona de la Mancha fue construida por los propios habitantes del pueblo y la inauguró El Tato en 1857. Pulsen aquí para ver su curiosa historia. Hay dos azulejos en el patio. Uno es éste con el toro de Samuel que indultó el malogrado Dámaso aquí mismo:




Y el otro es éste referido a Chicuelo II de novillero compartiendo cartel en 1953 con Mario Carrión, sobrino, salvo error, de Pepín Martín Vázquez:



Ahí lo tienen con toda la casquería:



Nos acercamos hasta Albacete y vimos flores y crespones negros en la plaza de toros:



En esta ciudad, Dámaso era un dios y se murió con su impecable humildad (otros debieran tomar ejemplo y no sólo en los toros). Fíjense cómo se viven los toros aquí que hasta la fachada de este edificio ha sido pintada con el bonito cartel de este año del centenario:



Completo nuestro fin de semana en La Mancha: una buena corrida del conde de la Maza, un Chacón con afición, un manso encastado de Dolores Aguirre, un presidente serio y buen aficionado, interés por valorar el primer tercio, una ruta ciclista preciosa que hicimos por la Hoz del Júcar, una pierna de cordero que nos comimos en Albacete y esa amabilidad de los aficionados manchegos a que nos referíamos antes.

Todo perfecto. Sólo sobró una cosa: el entierro de Dámaso González.

Saludos cordiales desde Tarazona de la Mancha. Rafa.


La Hoz del Júcar

10 comentarios:

  1. Me alegro de que lo pasara usted bien con mis paisanos. Yo nunca había estado en Tarazona y me gustó la manera en que viven la corrida: una mezcla estupenda de alegría y exigencia. Y jamás había visto una banda con tantos miembros (¡coño, si ocupaban medio tendido!). Y sonando bien.

    Creo que por una vez es usted benévolo con los toreros. Con el 5º y el 6º ni Morenito ni Pinar estuvieron bien. Era difícil, pero no estuvieron bien. Si quiere entramos en detalles.

    Sobre el cartel para el año que viene, Dios le oiga.

    Ojalá el circuito alternativo se engrose, no nos queda nada más. Próxima parada Villaseca de la Sagra, Baltasar Ibán. Lugar que también le recomiendo conocer en vivo, sino lo ha hecho. Solo les queda cuidar un poco más el tercio de varas, pero todo ha de ir paso a paso.


    Y por cierto, la fachada con el mural en Albacete lleva unos cuantos años (no le sé decir cuántos, pero al menos desde el 11), no lo han pintado ahora por el centenario. Échale un ojo aquí: http://www.poresasplazasdedios.com/, es una modesta página que llevo, aunque le queda poco ya.

    Un saludo
    José Cepeda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conozco su página, no es la primera vez que hablamos usted y yo por aquí. Hacía años que no estaba en Albacete y, como la fachada lleva el mismo cartel histórico de la feria, hice una deducción equivocada. Gracias por la precisión.

      Vaya, es la primera vez que me acusan de ser benévolo con los toreros. O me hago mayor o me influyó más de lo debido el ir comentando la corrida con don Manuel Amador. Lógicamente, él ve la cosa desde el punto de vista del torero. Un ejemplo de otro diálogo donde empiezo yo:

      - Con ese toro no hay emoción ni hay nada
      - Bueeeno, pero ustedes, los que escriben, tienen que valorar también la labor del torero
      - Pero es que si lo que tiene delante no vale nada, ya me dirá usted
      - Sí, pero aunque no valga como dices, hay que ver lo que hace el torero con el material que tiene, que esté por encima del toro, que le haga las cosas bien...

      Lo ve ¿no? Esto lo comentábamos en el primero de Morenito, al que no podía bajar la mano porque claudicaba. Ojo que en el sexto critico a Pinar por tratar al toro como si fuese un toro al uso y lo único que le valoro es su porfía.

      De Morenito en el quinto, no es la primera persona que me dice que estuvo mal. Si lo desea, entramos en detalles como usted dice, a ver qué es lo que vimos diferente.

      De Villaseca de la Sagra ya me habló muy bien de su seriedad hace muchos años Jesús Cobaleda (Barcial). Además, tendrá el mismo presidente que aquí, o sea, una garantía.

      Saludos.

      Eliminar
    2. Cierto, no es la primera vez, tuvimos una agradable charla acerca de la corrida de Victorino del Domingo de Ramos en Madrid.

      Vaya por delante que, como usted insinúa de su conversación con Amador, hay que valorar a los toreros por lo que tienen delante, y es verdad que Morenito con su primero no pudo hacer otra cosa. Hasta ahí, bien.

      Como decía en el comentario anterior, me refiero sobre todo a lo ocurrido en el 5º y el 6º. Creo que Morenito y Pinar no estuvieron bien con esos toros. Aún en su complicación tuvieron opciones. En mi modesto entender, ambos se equivocaron en la distancia, creo que eran toros para engancharlos adelante y llevarlos muy toreados, y ambos abusaron de la distancia corta y el medio muletazo, cuando no de la muleta retrasada (sobre todo Pinar).


      En su segundo Morenito se puso pero creo que eligió mal la distancia y el toro le tocó la muleta en todo los pases. Al citar tan en corto no había manera de enganchar, mandar y templar, de manera que cada muletazo salía sucio. El toro en cierta forma lo arrollaba. Me sorprende que no lo diga, ya que en el 90 de los pases el toro tocó la muleta, pero de forma además muy ostensible. El toro no era fácil, tuvo 20 arrancadas en serio y luego se acabó. Se notó que bajó en fuerza y quién sabe además si se orientó, por aquello de tocar la muleta casi siempre. En cualquier caso, interesante el combate, aunque frustrante al ver que el torero no sacaba nada, nunca mejor dicho, en limpio.

      A ver, siempre es complicado decir estas cosas, porque el que verdaderamente sabe de esto es el torero, que es el que está ahí, pero desde arriba, con la distancia que otorga ver las cosas desde fuera, es lo que me pareció.


      Y Pinar en el sexto algo parecido. El toro tenia una embestida difícil pero iba, embestía con opciones. Y Pinar se dedicó a ponerse muy cerca y sacarle la muleta (sobre todo por el lado izquierdo) por el ojo de fuera ayudándose del estoque. Surgían, a lo más, medios pases que no lograban mandar ni templar, de manera que no pudo con el toro. Como no mandaba tenía que andar recolocándose y la cosa no podía tomar vuelo. ¿Que porfió? Sí, ahí estuvo el hombre, pero otra cosa es cómo. Y luego mató muy mal. Bronca merecida a mi entender.

      Y con el tercero Pinar no pudo. Es verdad que pocos (de los de hoy) hubieran podido, pero el caso es que no pudo. En cuanto le avisó no lo quiso ni ver. A lo mejor tampoco había nada más que sacar, vaya usted a saber. Desde luego el toro verdaderamente no humilló nunca.

      Y hombre, decir que el dolores de Rafaelillo fue encastado me parece exagerado. A lo sumo geniudo, quería tablas todo el rato y de hecho la faena la mitad (sino más) fue allí, con el toro ya muy a menos, simplemente medio embistiendo, soltando alguna embestida medio temperamental (como las que soltó antes en los medios y que usted describe en su artículo) que Rafaelillo transformó en algún conato de natural bastante meritorio. Pero vamos, encastado, encastado, faltó codicia en su embestida, aunque fuera mansa, para catalogarlo así. A mi juicio.

      La corrida fue entretenida pero faltó casta y fuerzas. Quizá alguno estaba acochinado de más, como usted muy bien señala.

      Pero vamos, que qué se yo…

      Un saludo
      José Cepeda

      Eliminar
    3. El segundo de Morenito fue abanto de manera exagerada. Nadie lo podía parar como digo en el comentario y yo me temía que tampoco el torero lo iba conseguir. No sé cuántos kilómetros debió de hacer corriendo y, aún así, duró bastante en la muleta.

      Es verdad lo que usted dice de la distancia corta pero es que me temo que si no lo 'ahoga' un poco, como le dé distancia, ese toro corredor se le hubiera descontrolado. La verdad es que no soy consciente de que le punteara tanto la muleta pero no pongo en duda lo que usted dice (uno estaba pendiente de las fotos, de apuntar, de comentar con el maestro...demasiadas cosas al mismo tiempo).

      De acuerdo en todo lo que dice de Pinar en el sexto sobre todo en lo de que quién hubiera podido con ese toro. Era un manso indudablemente con genio y desagradable. El de Rafaelillo lo califico de manso encastado por su pelea en el caballo aunque estaba loco por irse no a tablas sino a chiqueros. Quizás en invierno con más tiempo podamos hablar de lo de manso encastado o manso con genio (aunque algún amigo lector ya estará pensando que no hay mansos sino 'menos bravos', como decía Cossío).

      De Pinar recalco esa porfía en un sexto toro muy difícil, casi de noche y con poco que sacar como no fuera un susto. El noventa por ciento del escalafón le pega dos mantazos y el mismo bajonazo. Los pitos creo que fueron exagerados precisamente por esa voluntad que puso. La espada se le fue abajo, correcto, pero es que en el primer pinchazo el toro se le fue al pecho de forma clamorosa, sin obedecer la muleta. Creo que el diestro pensaría 'o lo cazo o se va vivo y yo con una cornada'.

      El manso de Rafaelillo, como usted dice, fue a menos durante la faena y consiguió refugiarse en toriles, cierto. Pero también lo es que el murciano ya había podido con él cuando se le terminó el gas.

      Saludos y le agradezco que me obligue a esforzarme ampliando mi punto de vista.

      Eliminar
    4. Sobre lo demasiadas cosas a la vez, pues le entiendo. Como fotógrafo sé a lo que se refiere. Por eso muchas corridas simplemente voy y las veo, porque cuando uno va con la cámara (o con la libreta) se lleva las fotos pero está claro que pierde otras cosas. Personalmente siempre tengo la sensación de que al concentrarse uno en la cámara y estar con las fotos no ve igual la corrida. Es lógico, lo que ganas por un lado lo pierdes por otro.

      Respecto a lo del 5º, quién sabe, quizá tenga usted razón. A mí me pareció el típico toro que mientras había mucha gente en el ruedo no sabía a qué embestir e iba de aquí para allá, pero que cuando se quedaron él y el torero solos, se centró. De hecho no recuerdo ningún amago de irse, ni entre las series. Pero vamos, que a lo mejor es lo que dice usted.

      Un placer debatir.

      Un saludo
      José Cepeda

      Eliminar
    5. Efectivamente, estar pendiente de las fotos hace que muchas cosas se vean diferente. Cuando más he lamentado seguir una faena con el ojo pegado al visor y pendiente de las fotos fue aquí:

      http://toreoenredhondo.blogspot.com.es/2014/07/ceret-de-toros-2014-homenaje-frascuelo.html

      No pude saborear al cien por cien lo que hizo Frascuelo pero fue una inversión porque luego hice esa entrada que espero haya servido para que los más jóvenes vean lo que es torear como Dios manda y no como mandan nuestras queridas figuras actuales.

      Es verdad que ese quinto tan abanto de Morenito se centró cuando sólo vio la muleta pero ¿se habría centrado igual si le da distancia? Nunca lo sabremos.

      Saludos y el placer es mío.

      Eliminar
  2. Como me alegro que lo de Tarazona haya salido bien. ¿Y de público? ¿hubo gente?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, casi tres cuartos. Entradas entre 35 y 75 euros. El primer día había la competencia de la corrida en Iniesta.

      A De Mora no lo quieren ver más por aquí por su desprecio de la suerte de varas. En la segunda corrida los tres pusieron bien a los toros en suerte, cosa que en España es novedad. Sólo faltó dosificar el castigo para ver más entradas pero el presidente de la corrida y el del club taurino me decían que poco a poco. Qué hay que acostumbrar al público a la suerte de varas y eso implica una labor 'educativa'.

      Les dije que yo puse mi granito de arena en el tendido, especialmente con alguno que quería el indulto al colorado del conde (ojo porque en Castilla la Mancha un indulto indebido en plaza de tercera puede suponer multa de hasta 4.000 euros para la presidencia).

      Saludos.

      Eliminar
  3. Muy bueno el reportaje Rafa.
    Que pena que el pasado fin de semana, las cuadrillas que actuaron en las novilladas de Prieto de la Cal y de Dolores Aguirre, en Pedrajas de San Esteban, actuarán de forma tan poco profesional.... Nos privaron de ver dos grandes novilladas con unas lidias nefastas y unos primeros tercios horrorosos, con puyazos traserisimos y asesinos...En la novillada del domingo, la de Dolores Aguirre, se dieron tres puyazos a todos los novillos, sin distinción... tanto a los bravos como a los que menos opciones tenían. Y además infinidad de pasadas para banderillear. Increíble que subalternos de la talla de David Adalid necesite hasta 5 pasadas para poner en el lomo 2 tristes banderillas. Así que al llegar a la muleta todos los toros paradisimos. Y es que parece que las cuadrillas, en cuanto ven el hierro, vienen ya premeditadas a quitarse las novilladas de encima.Y claro, a los novilleros que los contratan,y lo que más me jode a mi, a los aficionados que pasamos por taquilla, que nos den....
    En resumen dos novilladas magníficamente presentadas y con posibilidades, que se han ido al matadero sin ver, por culpa de las cuadrillas y (también hay que decirlo) de novilleros poco preparados...
    En todo caso hay que felicitar a la Asociación Taurina de Pedrajas de San Esteban y al Ayuntamiento por traer este tipo de ganaderías... Esperemos que el año que viene sigan por el mismo camino... En el blog del amigo Mulillero, puedes ver un magnífico reportaje...
    Un saludo Rafa..
    PD. Por cierto hoy debuta en novilladas con picadores una nueva ganadería de mi pueblo, Alcazaren.
    Se llama Toros de Brazuelas. Esta formada con vacas de la Palmosilla y del Ventorrillo. Esperemos que salgan buenos. Debutan esta tarde en la localidad segoviana de Cuéllar. A ver si no acusan mucho el encierro de esta mañana... Lo dicho Rafa, un saludo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Ya he leído ese reportaje de la novillada y me enteré enseguida de que había salido buena. Ese novillo melocotón, el mejor de todos, es de la misma reata que un toro que yo vi en Tarragona hace muchos años: le tocó a Ruiz Miguel y dejó en el suelo uno detrás de otro a Martín Toro y al Rubio de Quismondo. Mientras se esforzaban por levantar a los dos caballos, el toro estaba engallado en el platillo como diciendo '¿caballitos a mí?'

      A Adalid ya lo hemos criticado por aquí más de lo que sería deseable. Y respecto al hierro, lleva usted razón en que a según quién le pegan inmisericordemente sólo por la divisa. No hay derecho. Le pasa, especialmente, a Victorino, a Cuadri y a Prieto de la Cal ¿Cómo embestirían bastantes de estos toros si pasasen con un picotazo como muchos de otras ganaderías que luego terminan indultados?

      Suerte a esos Toros de Brazuelas, a ver qué pasa. Me han hablado bien de ese otro hierro de Samuel que se llama Castillo de Montizón. Pepe Moral indultó un ejemplar el otro día y dicen que tiene la casta que falta a los samueles... No sé. Responde al nombre de la finca, aquí puede ver unas fotos bonitas:

      https://hierroydivisa.wordpress.com/2016/04/25/ganaderia-castillo-de-montizon-2016/

      Saludos.

      Eliminar