Follow by Email

miércoles, 23 de noviembre de 2016

'APLAUSOS' HABLA DE LOS TRINCONES DEL TOREO

Por supuesto que no es la actual revista 'Aplausos', convertida hace tiempo en la Hoja Parroquial Taurina. Nos referimos a este número 330 de 23 de enero de 1984, cuando era una publicación agradable de leer (y con fotos de toros sin fundas):



Antes de seguir, les avisamos de que en esta entrada lo único de nuestra cosecha son los comentarios. Los hechos que se denuncian son responsabilidad única de los que los hicieron públicos o de los medios que los publicaron. 

Aclararemos para algún neófito que los 'trincones' del toreo han sido los críticos que recibían sobres de los toreros. Iban a los vestíbulos de los hoteles a ver qué había 'de lo suyo'. Si no había nada, no tenían piedad y, si había algo, te ponían bien.

En enero de 1984 fue la revista 'Interviú' la que levantó la liebre con un artículo de Diego Bardón. Esta era la portada (les hemos señalado con flechas la noticia para que no se despisten con la señorita Sandrelli):



Paco Camino decía esto a un crítico muy conocido: 'no te acerques a mí, so chorizo. Tú eres un trincón y ahí está mi hermano, que es el que te fue entregando el dinero a lo largo de tantos años'. Tanto Camino como el destinatario de la invectiva están vivos, luego les sacamos de dudas.

Sólo nos referiremos a personas vivas. Como dice el comendador en la escena de Don Giovanni 'lascia ai morti la pace'. Lo decimos porque alguno pensará en Navalón. Él era un sabio de los toros, nadie lo duda, pero nunca fue agua clara. Como ya no está entre nosotros, dejaremos que descanse en paz.

Está muy vivo Curro Romero cuando prohibió 'repartir' más a un crítico que, tras una corrida nefasta del faraón en Guadalajara, puso que había cosechado 'bronca en su primero y gran bronca en su segundo'. El maestro dijo a su apoderado: 'hombre, si trincaba el tío, digo yo que por lo menos podría haber quitado lo de 'gran' al decir que hubo también bronca en el otro... Aquí no se va a repartir más ni un duro' (lo cuenta Antonio Burgos en su excelente biografía de Romero).


Compañerismo de Andrés Vázquez ayudando a Curro a descabellar en la corrida de la Prensa de 1970 cuando estaba a punto de sonar el tercer aviso. El toro es de Benítez Cubero.

Está vivo Jaime Ostos, que protagonizó un escandaloso brindis público al crítico Lozano Sevilla, amigo íntimo de Franco, ojo. Así lo cuenta el maestro:

A Lozano Sevilla le pagábamos los toreros del momento dos millones de pesetas por temporada, para que nos pusiera bien. Pero por lo visto al señor le parecía poco y un día apareció el niño, su hijo, que era un chico muy guapo que se pasaba las horas muertas jugando en el casino, y me dijo que su padre quería más dinero. Bueno, dije, a la vuelta de América hablamos. Pero mira por dónde a mi regreso me entero de que la información que había dado de mi temporada americana nada tenía que ver con lo sucedido. A veces incluso ni me nombraba después de cortar las orejas. Así que le hice saber que ni un duro más. Y empezó a darme leña. Esa tarde de la que hablamos, aprovechando que estaban las cámaras de TVE, le dije que si quería dinero de los toreros se pusiera el vestido de torear y que dejara de robarnos. ¡Nos exigía cuatro millones a los de primera fila! 


Ostos cortó la primera oreja de la feria de Abril de 1958 a éste de Pilar Sánchez Cobaleda

Si se paran ustedes a pensar en la corrupción en el mundo de los toros, van a estar parados un rato largo. Nuestra teoría es que es el ambiente donde hay más golfos por metro cuadrado. En proporción, más que en la política.

De todas las golferías, la más censurable para nosotros es la del crítico trincón o 'sobrecogedor'. Él es quien debería ejercer el magisterio de su conocimiento entre la afición denunciando las trampas y alivios y alabando las cosas bien hechas. Él tendría que ayudarnos a discernir lo que tiene mérito de lo que es pura filfa ante el toro.

Pero no. Cuando el crítico cobra del torero, del ganadero, del apoderado o del empresario está vendiendo sus conocimientos al servicio de cualquiera menos del aficionado, que es a quien debería servir. Eso es lo que nunca le perdonaremos.

Vean lo que decía otro que está vivo y coleando, Eduardo Lozano:



Molés creció a la sombra de Navalón.  Bueno, a la sombra de Navalón y a la más poderosa de Emilio Romero a través de su hija Mariví. Ella también sigue viva y sabe mucho de todo esto. Molés a su vez goza de perfecta salud y recordemos que nació el mismo año en que Pepe Luis Vázquez tomó la alternativa y se presentó en Madrid ante el Reichsführer SS Himmler (lo contábamos aquí hace años).

Molés, con paciencia y habilidad, se ha convertido hace tiempo en el que da y quita, por lo menos hasta este año en que lo han jubilado de las retransmisiones de Canal Plus. Los demás, muerto Vidal, no pasan de ser meros comparsas. Encima, los corifeos de los que se ha rodeado Molés siempre le han bailado el agua para defender entre todos sus lentejas.

¡Qué gran ocasión se ha perdido con Canal Plus para ejercer ese magisterio a que nos referíamos antes! Tendrían que haber escogido comentaristas independientes.  Con dos sería suficiente: un ex torero que contase la historia desde el punto de vista del diestro y un ganadero que las explicara desde el del toro. Pero con la condición de que ambos estuvieran alejados del mundillo, esa es la clave.


Linares en la feria del Corpus de Granada con un toro de Sepúlveda (1973)

Ustedes me insistirán 'sí, pero ¿qué hacemos con los comentarios de Molés?' No habría que hacer nada, señores, porque Molés es uno que de toros lo sabe todo o casi todo. Su delito es que criticaba en unos lo que en otros callaba ¿Por qué ese diferente rasero?

Otro que está vivo, Palomo Linares, dice esto:



¿Creen ustedes que la cosa cambiará con la nueva etapa de Canal Plus? Sí, probablemente a peor. La cosa no tiene solución porque hay muchos intereses. No puedes criticar a la figura de turno porque luego te concede una entrevista. No puedes criticar al ganadero porque hay que hacer un reportaje en su finca. No puedes criticar a la empresa porque te dirán que eres un terrorista que vas a reventar el espectáculo. Y no puedes criticar al público porque algún día te irán a esperar a la puerta.


Camino en Pamplona en 1973. Mata a este de Martínez Elizondo sin cruzar y alargando el brazo para darse ventaja (como hoy casi todos, con la diferencia de que entonces se comentó su 'zorrería al alargar el brazo')

Se trata de una batalla perdida y es una lástima. Acabamos con el documento de Paco Camino del comienzo. Pero lo escaneamos directamente de aquel número de 'Aplausos' de 1984 para que no haya dudas:



Insistimos en que los hechos denunciados son cosa de los denunciantes y de los medios que se hicieron eco en su día, o sea, 'Interviú' y 'Aplausos'. Nosotros nos hemos limitado a recordarlos y a comentarlos sin más.

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.

9 comentarios:

  1. Me encanto, mucho animo despues de la bronca del otro dio, yo soy de usted y le sigo, este bien o mal. Animo campeon y gracias. Lo del fenicio es como usted dice.
    Le dieron la medalla de las bellas artes sin ningun rechazo por los aficionados.
    Otro dia hable de los muertos y de algun castellano vivo. Bzos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Lalanda decía que cuando uno está mal en el ruedo 'hay que saber estar mal'. Yo estuve mal en lo de Goya aunque, en el fondo, no afirmaba nada, hasta el titular iba entre interrogantes.

      Lógicamente hay que hablar por aquí de toreros y ganaderos muertos pero hablar de críticos muertos diciendo que cobraban o que se vendían creo que no es muy elegante.

      Si Camino y Molés leen lo que he escaneado se pueden poner frente a frente para aclararlo. Cuando uno está muerto, no puede defenderse...

      Saludos cordiales.

      Eliminar
  2. Se me olvido comentar algo q jodera al fenicio, de toros sabe bastante poco, pero q bastante poco. Ademas pronto perdio la frescura.
    Es un buen locutor, pero vamos poquito de toros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí discrepo amistosamente con usted. Yo creo que sí que sabe, aparte de que sea excelente como locutor. Ha entrevistado a todo el que ha sido algo en el mundo de los toros en los últimos cincuenta años y ha compartido miles de horas con Chenel, por fuerza tiene que saber.

      Y el detalle de que sabe lo ves cuando oyes que critica algún aspecto de destoreo o de alivios. El problema es que con otros que hacen lo mismo calla sospechosamente.

      Y que conste que esta entrada estaba prevista desde julio y la guardábamos para el invierno. A ver si alguien pensará que hacemos leña del árbol caído. No es nuestro estilo.

      Eliminar
  3. Buenos dias Rafa. No sabes como me "intriga" el asunto del periodista muerto. Queda pendiente, no aqui, en algun tendido en esas plazas de Alá. Creo que fallecio en Agosto del 2005 y habia toros en Bilbo,Cebadas, he iluso de mi, pense que iban a hacer minuto de silencio o yo que se. !!!ostias!!! no hicieron nada, y hasta Padilla estubo digno aquel dia, y la plaza con muy buena entrada, igualito que ahora, en fin.
    Un saludo.
    Kaparra

    ResponderEliminar
  4. Buenas Rafa,gracias de antemano por todo. En cuanto a Moles decir que excelente como comunicador y locutor, es lo mejor que tiene, pero de toros y sobre "el toro", más bien poco teniendo en cuenta todo lo que ha visto y con quien ha hablado.
    Para mi no conoce el toro bien y además no tiene nada que ver lo que decía hace veinte años en la Ser con su "buenismo" de ahora. Esa es mi opinión, aunque quizá lo que venga detrás sea peor...
    Roberto

    ResponderEliminar
  5. Un hotelero de toreros, tuvo la culpa q no se hiciera un minuto de silencio por uno de los periodistas q mas dio a bilbao. Y una junta cobarde y desagradecida con lo q alfonso hizo por bilbao.
    Si hubiera vivido msnolo chopera, hubiera existido minuto, porque el senorio no se pierde.
    No fue una patada en los huevos a alfonso navslon, sino tambien a todos los q compartiamos algo de aquella trinchera.
    Quedara en el recuerdo sus charlas sobre las corrida generales, en bilbao, a altas horas de la tarde noche dignificando la plaza, la fiesta etc.
    Cuando en bilbao, a parte de los borjamaris de turno se daba cita la aficion de espana.
    Dep don alfonso navalon quien mucho hizo por dignificar el espectaculo y denunciar a los taurinos.
    Y me diran lo del afeitado... y q muchas veces se pasaba exageraba o no contrastaba y exceso de protagonismo...
    Pese a ello se que estuvo en la trinchera de los humildas paganinis y en la de los humildas ganaderos q apostaban por mantener la casta.

    Muertos q pasaron del alcazar a abc, o el maestro corrochano o.... antes habria q hablar de todos ellos.

    Como quien nos ocupaba es el fenicio, decir q juega en otra liga.y no tengo mas q decir q:
    Viva navalon! Y abajo los taurinos!

    ResponderEliminar
  6. A Kaparra y a anónimo:

    Al principio, Navalón y Molés fueron durante mucho tiempo de la mano. Ignoro qué pasó entre ellos para que acabaran peleados. Salvo que alguien mejor informado me rectifique, lo de 'fenicio' creo que se lo sacó precisamente Navalón.

    A Roberto:

    Es lo que me ha dicho algún ganadero sobre los comentaristas de Canal Plus, que no valoran muchas veces las condiciones del toro. El pobre animal queda muchas veces ninguneado o acusado de no colaborar. Por eso hablaba de poner un ganadero alejado del mundillo para contrapesar al torero y a Molés. Pero si el torero también estuviera alejado del mundillo igual ni hacía falta el ganadero porque dirían las verdades del barquero (pienso en el de Villalpando o en Ostos pero están ya muy mayores; y, cuando oyes los comentarios de un grande como Ruiz Miguel, la verdad es que se te cae el alma a los pies)

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Más el delito contra la hacienda pública, porque los sobres, supongo yo,que eran dinero negro.
    Aunque también existe, la mafia de los que rodean a los toreros, que también te amenazan y dan palizas.Así que cobras si o si.

    ResponderEliminar