Follow by Email

viernes, 29 de mayo de 2015

'CUBANO', DE VALDELLÁN:

¿FUE REALMENTE UN TORO BRAVO?

No. Según nuestro modesto entender, claro. Intentaremos razonar el porqué.

'Cubano', de la ganadería de Valdellán, premiado con la vuelta al ruedo en la Feria de Vic-Fezénsac, 2015

En muchos sitios se sigue hablando de una 'brava corrida' de Valdellán y de 'Cubano' como un toro bravo que dio problemas al diestro. Si leyeron nuestra crónica, verán que en ningún momento utilizamos las palabras 'bravos' o 'bravura' para referirnos a los santacolomas de León. Dijimos 'encastados', que no tiene por qué ser sinónimo de bravos.


Junto a 'Cubano', para nosotros el más encastado fue el segundo, 'Mirasuelos'. Los demás cabecearon o salieron sueltos del peto en mayor o menor medida. Pero ojo porque nos daríamos con un canto en los dientes si todas las corridas saliesen como ésta, simplemente encastadas. Y es que toros realmente bravos ¿cuántos hemos visto en nuestra vida de aficionados?


Analicemos el primer tercio de nuestro toro. Antes que nada remarquemos que en Vic pintan sólo una raya blanca con tres marcas pequeñas una para cada entrada. No sé por qué ese día pintaron mal las marcas pequeñas, no las pusieron como siempre ha sido en Vic, a contraquerencia total de chiqueros. El picador debería estar donde se encuentra el subalterno, que es donde se ha picado toda la vida en esta plaza. Vean la imagen que hemos capturado de Feria TV:



O sea, que el toro no fue picado en el sitio correcto. A pesar de la gran emoción del momento en la plaza, no podemos valorar adecuadamente al toro en el primer tercio. Después, 'Cubano' fue cuatro veces al caballo, de las cuales dos no cuentan.


La segunda, porque con el topetazo saltó la vara por los aires y hubo que sacar al toro rápidamente del peto. La cuarta, tampoco, porque se arrancó con el picador de espaldas y bastante hizo este con salvar el apuro. Por eso hubiésemos querido ver un par de entradas más al caballo (que es lo que, como recordarán, indicamos al presidente de la corrida cuando lo vimos por la tarde).


En la primera vara, se arranca galopando de bravo pero Iván García Marugán le tapa la salida ostensiblemente y repite lo mismo en la tercera (observen su mano izquierda en las fotos). Es verdad que al toro había que pegarle pero lo correcto es ofrecerle la salida sin perjuicio de que, si canta la gallina y se va, acabe entrando seis o siete veces al caballo.
 

 En el segundo tercio estuvo alegre persiguiendo a los banderilleros mostrando muy buen tranco. Ahí sí que no ofrece dudas.
En la muleta es donde no podemos considerar a 'Cubano' como auténticamente bravo. En el reportaje de Feria TV que pueden ver aquí sólo se ve que pierde las manos una vez, pero fueron dos casi seguidas. Por eso se aprecia cómo Valencia lleva la mano más a media altura de lo que debería. Entonces el toro, al no sentirse toreado, se va haciendo el amo, levanta la cara y empieza a ir al bulto hasta desarmarle dos veces y arrollarle finalmente en la estocada.
 
 
Eso es de toro encastado pero no bravo. El bravo tiene que tener un componente claro de nobleza (sin ser bobalicón, ojo). Este no lo tenía. Además, cuando un toro bravo no se torea bien, no hace gestos feos como hizo el de Valdellán, gestos que, por otro lado, fueron interesantísimos para el aficionado, aunque no tanto para el diestro.

Piensen ustedes que el toro bravo al que el diestro no puede torear por lo que sea da pena al aficionado porque se va con las orejas al desolladero. 'Cubano' no dio pena en ningún momento por el sentido que desarrolló.
 

El gran aficionado que fue Fernández Salcedo tenía un sistema  para valorar la bravura de un toro en el último tercio. La puntuación máxima que él otorgaba a un toro en la muleta era 30 puntos. Ponemos a ustedes a continuación el baremo  y puntuaremos nosotros a 'Cubano' por lo que vimos en directo (en la filmación, como pueden suponer, no es lo mismo):

- Dureza de patas: máx. 4 ('Cubano', 2)
- Codicia: máx. 6 ('Cubano', 6)
- Suavidad: máx. 4 ('Cubano', 3)
- Nobleza: máx 5 ('Cubano', 3)
- Arrancada larga: máx. 6 ('Cubano', 6)
- Ausencia de defectos: máx. 5 ('Cubano', 3)

Nos da un total de 23 puntos sobre treinta posibles. Además, murió amorcillado en tablas. Si a eso añadimos lo dicho sobre el primer tercio, la conclusión es que  estamos ante un muy buen toro, encastado, correoso, con poder, que desarrolló sentido y, en definitiva, interesantísimo para el espectador. Pero no realmente bravo.


Nosotros somos de los que, siempre que podamos, nos apuntaremos a ver corridas de Valdellán, eso está claro. Pero, a juzgar por esta corrida, el ganadero (buen aficionado, que nadie lo dude) está en el filo de la navaja: si tiende hacia la nobleza podemos estar ante una ganadería importantísima pero como se le vaya al terreno de la mansedumbre, entrará rápidamente en la lista negra de los toreros.

Llegamos al final de nuestro razonamiento y nos asalta la duda: ¿qué preferimos haber visto, un toro bravo o este 'Cubano' que nos hace reflexionar sobre su comportamiento y que provocará discusiones entre los aficionados durante todo el invierno?

Saludos desde Tarragona. Rafa.
 






10 comentarios:

  1. Enhorabuena, soy una apasionada lectora de sus escritos. Coincido plenante, y así lo he tratado en mi blog hace ya tiempo, con su exposición sobre la obligación de distinguir un toro encastado de un toro bravo -escasísimos y de superior rango- al añadirle el componente de la nobleza.
    Y no vea lo feliz que me siento al comprobar la coincidencia con un aficionado tan exótico -¡de Tarragona!- y tan buen aficionado.

    La condesa de Estraza

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. A veces, en los toros, lo que a uno le parece conceptos claros para muchos no lo son tanto aunque eso no quiere decir que estemos en posesión de la verdad. No hace falta que le diga que si lee por aquí alguna cosa con la que no esté de acuerdo tiene a su disposición la sección de comentarios para discrepar. Y me habían dicho muchas cosas pero 'exótico', nunca.
      Saludos cordiales.

      Eliminar
    2. ¿Posesión de la verdad? Nada por mi parte por ese palo, soy de todo menos dogmática.
      Cordiales saludos.

      La condesa de Estraza

      Eliminar
  2. Palabras del ganadero de Valdellán en http://www.purezayemocion.com/noticia/1684/actualidad/ganadero-de-valdellan:-en-vic-no-sonaba-la-musica-en-el-tercio-de-varas-desde-el-ano-92-y-ayer-sono.html:

    "Le preguntamos a D. Fernando por "Cubano", el toro lidiado en 6º lugar que emocionó a los tendidos y que fue premiado con la vuelta al ruedo "fue un toro duro, con complicaciones, que recordaba un poco al toro antiguo. Con poder. Tenía buen peso y cara. Un toro probablemente extraordinario en el caballo. En Vic no sonaba la música en el tercio de varas desde el año 92, y ayer sonó. Puso en pie al público. Difícil de repetir en el caballo, con muchísimo poder. Pero para mi gusto, fue un toro muy complicado, de excesivas dificultades. No es el toro que me marco yo".

    Saludos.
    Tauro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No estaba al tanto de estas declaraciones.
      Me parece remarcable que el ganadero diga que en el caballo el toro fue 'probablemente' extraordinario porque, como he querido aclarar, no se le picó adecuadamente a pesar de que, en la plaza, el momento fue emocionantísimo.
      Y ve claras las complicaciones que tuvo aunque nunca sabremos si, bajándole la mano y en caso de que no volviese a blandear, no habría acabado entregándose con nobleza como suele hacer lo de Santa Coloma cuando se siente dominado.
      Si llega a ser así, quizás estaríamos hablando diferente a pesar del 'probablemente' extraordinario primer tercio.

      Eliminar
  3. Hostia, con perdón, un gran análisis. Yo al ver las imágenes por el Internet saqué muy parecidas conclusiones y sí que concluí que el toro según avanzaba la faena se había hecho el amo: sólo hay que ver el miedo y las precauciones de Paulita para pasaportarlo. Enhorabuena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. La cara de Paulita al salir a matarlo era un poema y el runrún en la plaza era de los que presagiaba que el toro se iba a ir vivo al corral. Pero se tiró con fe y sin cerrar los ojos, es un torero valiente, cualquier otro le mete un golletazo perdiendo la muleta (¿se han fijado ustedes cuántos toreros en San Isidro están perdiendo -o directamente tirando- la muleta al entrar a matar?).
      Lo curioso es que, quizá por no tener la cabeza fría, Paulita entró ¡en la suerte natural! Aún tiene más mérito.

      Eliminar
  4. El Toro de la jota, dice sobre Cubano: "Estallido de bravura y casta. Un hijoputa. Un gran hijoputa...". A mi me ha gustado. Hacen falta unos cuantos de esos para que los Toros no acaben perseguidos y en las catacumbas...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también estoy con usted. Parece ser que aquí sólo comentan los que están a favor de la opinión maestra. Saludos.

      Eliminar
  5. Pues discrepo amistosamente por la sencilla razón de que es un oxímoron considerar que un toro es, a la vez, bravo e h... No puede ser. El toro bravo tiene que tener ese componente de nobleza imprescindible. Por eso digo que 'Cubano' no dio pena y el toro bravo da pena si, por lo que sea, se va sin torear.
    Pero estamos de acuerdo en que necesitamos corridas como esta para que los toros no se conviertan en lo que quieren convertirlos: un ballet aburrido por totalmente previsible.
    (Por otro lado, he visto sólo imágenes de Lamelas destoreando preocupantemente al tercero de Dolores Aguirre, nada que ver con su valiente prestación del año pasado, qué lástima)
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar